0
Compartido
Pinterest Google+
Viña Norte
maceración carbónica

Muestra la parte más frutal y atractiva de la listán negro, un varietal que da uno de sus mejores vinos en este tipo de elaboraciones…
(seguir leyendo)
Viña Norte
tinto crianza

La bodega siempre apostó por demostrar que un buen vino canario puede envejecer bien y que se pueden hacer vinos de guarda…
(seguir leyendo)
Humboldt Verdello
Uno de los vinos más cerca del estilo madeira que encontramos en Canarias. Único y escaso, habla de tiempos en los que la bodega sorprendía…
(seguir leyendo)
Humboldt
tinto dulce

Forma parte del estilo de vinos históricos que en un momento dado fueron exportados y famosos. Es un vino de guarda incalculable…
(seguir leyendo)
La Bodega Comarcal de Tacoronte tiene su origen en el Plan Insular Vitivinícola que redactó el Cabildo de Tenerife en 1987. La idea era construir y poner a disposición de los viticultores de la isla una serie de bodegas comarcales equipadas con toda la tecnología para elaboraciones de calidad. Una vez construida, la corporación insular la arrienda a la sociedad Bodegas Insulares Tenerife (BITSA), que elabora sus primeros vinos a partir de 1992. El objetivo era sacar al vino tinerfeño del entonces agotado circuito de la distribución a granel de vinos artesanos, para dar un salto cualitativo que permitiera codearse con los mejores vinos españoles. Tradición, historia y materia prima había de sobra.

El objetivo era sacar al vino tinerfeño del entonces agotado circuito de la distribución a granel de vinos artesanos, para dar un salto cualitativo

Al frente del proyecto y de la bodega se puso a un gran enólogo, Felipe Blanco Pinilla, que, en poco tiempo, consiguió colocar la marca Viña Norte, en efecto, entre los mejores de España e incluso del mundo. La otra cara del proyecto, además, era que reportaba un beneficio social y paisajístico para la isla, pues apoyaba la producción de muchos pequeños viticultores y evitaba el abandono de cultivos.

Desde entonces, la gama de vinos ha ido creciendo año tras año. Y si sus primeros logros y éxitos –tanto a nivel local como internacional– estuvieron en sus tintos maceración carbónica, barrica y crianza (elaboraciones en las que fueron una de las bodegas pioneras en Canarias), el continuo afán por investigar y ofrecer nuevas elaboraciones ha reportado aún más reconocimiento. Ocurre con la gama de vinos dulces que ampararon bajo una nueva marca: Humboldt. Se estrenaron con un listán negro de la cosecha 1997, que estuvo nueves meses en barricas de roble americano, antes de su comercialización en 1999 (año en el que se cumplía el segundo centenario del paso por Tenerife del naturalista y geógrafo alemán Alexander von Humboldt).

“Con él hemos conseguido abrir un camino para esta uva que lo ha colocado en lo más alto”, decía de él su creador Felipe Blanco, director-gerente de la bodega en esos años. Pero a ese le siguieron otras dos joyas dulces más: un blanco listán con cuatro años en barrica y un malvasía seis meses en barrica.

El alambique para destilar aguardiente con el orujo procedente de la bodega.
Otra feliz iniciativa de la bodega fue dedicarse a la elaboración de aguardiente de orujo. La primera destilación tuvo lugar en 2002, en una destilería que se construyó en un edificio anexo, con uva seleccionada para vinificar en bodega que recibió un prensado suave para obtener (además de vinos de mejor calidad) unos hollejos (el orujo) destinados a la destilación por arrastre de vapor en un alambique. El aguardiente resultante se comercializa con la marca El Fayal y también ha tenido descendencia en forma de diversos destilados con orujo de hierbas, orujo con miel de castaño y un aguardiente pasado por barrica.

El siguiente enólogo, Francisco Calixto Cerpa, marcó una continuidad en la línea iniciada por Blanco –a cuyo lado trabajó prácticamente desde los inicios de la bodega–, tanto en el nivel de calidad alcanzado desde 1992 como en la renovación de su gama de productos con nuevas elaboraciones. Así, recientemente “con un malvasía, que siempre lo habíamos hecho como vino de licor y ahora lo hemos hecho como blanco seco; y con un tinto negramoll con cuerpo y estructura pero si pase por barrica, para ver realmente a qué sabe un negramoll”, explica Calixto. Ese era el criterio.

Bodegas Insulares Tenerife SA
Bodega Comarcal de Tacoronte
Vereda el Medio 48, 38350 Tacoronte (Tenerife), Islas Canarias (España)

Teléfono: (34) 922 570 617
Correo electrónico: comercial@bodegasinsularestenerife.es
Página web: www.bodegasinsularestenerife.es


● Capacidad: 1.800.000 litros.
● Producción media: 500.000 botellas/año.
● Exporta a Península, Alemania y Chequia.

♠ Visitas concertadas en horario de mañana (de 8:00 a 16:00 horas de lunes a viernes, mínimo 3€/persona).
♣ Dispone de tienda y sala de degustaciones.

Anterior

Tierra de Frontos tinto baboso negro

Siguiente artículo

Viña Norte maceración carbónica