0
Compartido
Pinterest Google+
Tajinaste
blanco barrica

Uno de los blancos de listán más serios y con mejor línea de continuidad de Tenerife. Su estilo es fiel a la variedad, con aportes de otras variedades…
(seguir leyendo)
Paisaje de las Islas
blanco barrica

Interesante, aporta al mercado una línea de vinos que pretenden representar la tipicidad del conjunto del archipiélago. Es muy fino en aromas…
(seguir leyendo)
Tajinaste tinto tradicional
Si algo lo define y destaca es su tipicidad, en una línea de continuidad de años, donde el estilo de un vino bien elaborado con listán negro está claro…
(seguir leyendo)
CAN tinto 5 meses en barrica
Es la vuelta de tuerca de la bodega, el empeño de Agustín por hacer un vino moderno, actual y para un público que busca sorprenderse en cada sorbo…
(seguir leyendo)
Cuando Domingo Farrais compró la finca El Ratiño con el dinero que ahorró de su emigración a Cuba y se puso elaborar vino que vendía a granel, no se imaginaba hasta dónde iba a llegar su iniciativa varias generaciones después. La mujer de Domingo, Candelaria Lorenzo, dejó la finca en herencia a su hija Cecilia que, junto a su esposo Agustín, continuaron la labor pero dando un paso adelante: modernizaron la bodega y fueron pioneros en Tenerife en la elaboración de vino en depósitos de acero inoxidable y en la higiene y limpieza de las tareas de vinificación. Desde 1994 los hijos se han sumado al proyecto familiar y en la actualidad es Agustín García Farrais el enólogo y director.

Cecilia llena unos garrafones de cristal con vino a granel en la bodega, una tradición que aún se conserva en Tenerife.
Abonado de la viña en el sistema de cordón múltiple trenzado de la finca El Ratiño.
En todo este tiempo su vino ha experimentado una evolución que lo ha llevado a situarse entre los mejores de Canarias, un trabajo que nace desde la viña y los criterios de su cultivo, con más fincas que han ido incorporando para poder incrementar la producción y ampliar la gama que elaboran con prácticas enológicas que buscan el siempre mejor trato de la materia prima y la excelencia en los resultados.

Conservan el original cultivo tradicional mediante cordón múltiple trenzado: viña vieja que se va podando para que camine entrelazada en una sola dirección y puede llegar a tener 15 metros de longitud

La bodega y la finca El Ratiño se encuentran en el barrio La Perdoma del valle de la Orotava, donde conservan y cuidan el original cultivo tradicional mediante cordón múltiple trenzado: viña vieja que, a medida que va creciendo, se va podando para que camine entrelazada en una sola dirección y puede llegar a tener 15 metros de longitud. Era un sistema que permitía el policultivo, pues permitía recoger la viña en ciertas épocas del año y plantar junto a ella productos para la subsistencia familiar como papas. Eso ya no se hace, pues el abonado y riego que requieren esos otros cultivos no lo necesita la viña para producir uva de calidad, más bien tiene el efecto contrario.

Los bodegueros Cecilia y Agustín con su hijo Agustín García Farrais en el Tasting Room de Vinófilos.
El sistema de cordón múltiple trenzado requiere unos cuidados específicos a lo largo del año en tareas que se reparten hombres y mujeres de modo tradicional: ellos podan para eliminar los largos sarmientos que dieron fruto en la cosecha anterior; ellas, a continuación atan las varas que quedan a la madera vieja, con hilo vegetal (ahora, junquillo; antiguamente, badana); después, otra vez ellos, cavan alrededor de los troncos y abonan; el remangado posterior es cosa de ellas, para unir los sarmientos al tronco y que los racimos queden bien aireados para poder hacer los tratamientos con azufre en polvo para evitar enfermedades como el oídium. Y cuando llega la vendimia, las mujeres manejan la tijera y cortan racimos, mientras los hombres cargan el fruto hasta la bodega.

“Buscamos racimos pequeños y bien aireados, que les llegue bastante el sol”, dice Agustín, aunque se reduzca la producción, el vino ganará en calidad

En la finca La Araucaria, situada cerca en un lugar que se llama Las Toscas, el paisaje es distinto, pues aquí el cultivo es más moderno mediante ordenadas hileras de viña en espaldera de poda en doble cordón, que permiten trabajar con comodidad e, incluso, el paso de un pequeño tractor. A lo largo del año realizan el deshojado y, cuando hay fruto, el aclareo de racimos sacrificando los racimos que vienen con más retraso para quedarse sólo con los que están mejor expuestos. “Buscamos racimos pequeños y bien aireados, que les llegue bastante el sol”, dice Agustín García Farrais, aunque se reduzca la producción un 30 por ciento, pues el vino ganará en calidad y compensa en sacrificio.

Bodegas Tajinaste SLL
El Ratiño 5 (La Perdoma), 38315 La Orotava (Tenerife), Islas Canarias (España)

Teléfono: (34) 922 308 720
Móvil: (34) 696 030 347
Correo electrónico: bodega@tajinaste.net
Página web: www.tajinaste.net

● Capacidad: 200.000 litros.
● Producción media: 150.000 botellas/año.
● Exporta a Península, Estados Unidos, Alemania

♠ Visitas concertadas.
♣ Dispone de tienda y sala de catas.
♥ Actividades: cursos de cata, eventos para grupos (catas comentadas, maridajes, despedidas de soltero, etc.).

Anterior

Táganan Margalagua tinto barrica

Siguiente artículo

Tajinaste blanco barrica