0
Compartido
Pinterest Google+
La sala de catas de la bodega.

● Aunque su nombre nos podría recordar y querer llevar hacía un vino denso y ardiente, es todo lo contrario. Es un vino sumamente delicado y sutilmente aromático

BODEGAS BUTEN
Magma de Cráter
Tinto crianza elaborado con uvas negramoll y un poco de syrah
DO Tacoronte-Acentejo

Lo que nos cuenta este vino
Aunque su nombre nos podría recordar y querer llevar hacía un vino denso y ardiente, es todo lo contrario. Es un vino sumamente delicado y sutilmente aromático. Sus recuerdos florales y ligeramente tostados marcan lo que se define en estos tiempos como un vino atlántico. Sólo se elabora en algunas añadas, el último que podemos encontrar en el mercado es de 2008 y el siguiente será de 2013. Es uno de los vinos tintos canarios que más sorprende al catador profesional y que está muy bien considerado por las guías nacionales.

Sus parejas de baile
No dejes de probarlo en una sobremesa de buena conversación.

Alguna curiosidad
La apuesta de la bodega por aportar algo de variedades francesas –para usarlas como mejorantes del color y la estructura del vino local– generó mucha polémica y un debate que dura hasta nuestros días. Pero los resultados están ahí. Su primera añada (2003) se elaboró con la idea de consumirlo en privado en la bodega y resultó un vino tan interesante que decidieron sacarlo al mercado. La negramoll de Tacoronte es su principal y original valor.

Anterior

Cráter tinto 6 meses en barrica

Siguiente artículo

Cumbres de Abona. El éxito de una cooperativa y unos vinos con la uva a más altitud de Europa