1
Shares
Pinterest WhatsApp

● Escaso y difícil de conseguir, es el fruto de un gran trabajo y de una gran viña en Güímar

BODEGA EL BORUJO
Los Loros
Blanco barrica elaborado con uvas gual, marmajuelo y albillo criollo
DO Valle de Güímar

Lo que nos cuenta este vino
Escaso y difícil de conseguir, es el fruto de un gran trabajo y de una gran viña en Güímar. Apenas 1.300 botellas de producción cada año, que desaparecen rápidamente del mercado gracias a su calidad y a su reconocimiento en diversas publicaciones y concursos. Una combinación de variedades, todas exquisitas, en la que cada una aporta su característica principal. Este vino es fragante como el albillo, delicado y fresco como el gual y untuoso y mineral como el marmajuelo. Si a esto le sumamos el sutil toque del roble nuevo y bueno, encontramos un vino carnoso, estructurado, con buen potencial de envejecimiento y apto para una gastronomía muy diversa.

Sus parejas de baile
No dejes de probarlo con una fritura de pescado de roca.

Alguna curiosidad
Su principal valor es el proyecto personal y en crecimiento de Juan Francisco, que intenta y consigue elaborar un gran vino blanco de Güímar.

Previous post

El Borujo. Perfecta combinación de vinos que pide el consumidor con otro muy personal

Next post

El Lomo. La tipicidad de unos vinos que representan la viticultura de Tegueste