0
Compartido
Pinterest Google+
El enólogo y el bodeguero (Juan Francisco y Víctor) prueban el mosto durante el prensado de la uva.

● Huele a naranja. Pero no con el punto cítrico, al contrario, es un vino que huele a azahar, a confitura de naranja, es fragante e intenso

BODEGA LOS BERRAZALES
Los Berrazales semiseco
Blanco semiseco elaborado con uvas de las variedades moscatel y malvasía
DO Gran Canaria

Lo que nos cuenta este vino
No sé si se llama estar sugestionado por conocer el entorno y esa maravillosa finca en el valle de Agaete, pero este vino huele a naranja. Pero no con el punto cítrico, al contrario, es un vino que huele a azahar, a confitura de naranja, es fragante e intenso. Cuando lo catas una vez y te vuelve a la nariz, sabes que es él. Su boca es muy agradable, con la acidez equilibrada para convertirlo en un vino de carácter comercial, pero sin caer en lo fácil y aburrido. Un vino pensado para beber y disfrutar

Sus parejas de baile
No dejes de probarlo con un entrante de pulpo a la vinagreta.

Alguna curiosidad
Con unas uvas de parrales muy altos, este sistema de cultivo sombreado transfiere frescor a las variedades en una zona de clima marcadamente subtropical. Un claro ejemplo de la mano del hombre para adaptar la viña a su territorio.

Anterior

Los Berrazales. Ejemplo de bodega sostenible en la que disfrutar del enoturismo

Siguiente artículo

Los Berrazales dulce