Artículos en la Categoría

de La Palma

● Vino tradicional de monte. No discutimos si su posgusto muy marcado a tea puede ser más/menos agradable

● Aquí la “prieto” es importante, muestra la sabiduría del viticultor de la zona que la plantaba a la máxima altitud

● Un vino que habla de calidad, estilo y cierto cambio de tendencia. Huele muy bien, muy interesante por su fruta roja

● Considerado ya entre los mejores albillo de La Palma y por consiguiente de Canarias, en nariz es de finos aromas

● Un licor de malvasía, y no por su sensación alcohólica o su excesivo dulzor. Al contrario, por la sensación de vino reposado, hecho

● Un vino que no se suele llegar al mercado antes de cinco años y que, cuanto más tardes en beberlo, más se va equilibrando

● ¡Hay que visitar la zona de Llanos Negros! Este vino debería incluir un billete de ida y vuelta para poder darle el valor que …

● Una joya. Otro vino único nacido de la mezcla de estas dos variedades. Destacan sus notas amieladas con matices de romero

● Un vino irrepetible, fruto del aprovechamiento de las condiciones climáticas de la zona, transmite también ese terreno volcánico

● Amarillo intenso y brillante muy atractivo, alma de malvasía desde que lo hueles, fondo de terruño

● Una joya que refleja la gran herencia de Juan Matías, en una elaboración que busca respetar su estilo muy tradicional

● La variedad más común en los tintos palmeros, úlimamente su falta de color ha pasado de ser un problema a una virtud

● Un vino con alma que ha cautivado al mercado nacional e internacional y que casi no se ve por Canarias

● Debes probarlo si quieres saborear un listán diferente (sabiendo que lo diferente no siempre debe satisfacer a todos)

● Es la evolución natural que nos deja ver la variedad y por la que los viticultores apuestan cada vez más. Nos gusta su trabajo …

● Rodeado siempre de un halo de escasez y misticismo, donde la marca supera todo y decir El Níspero es sinónimo de calidad

● Con él se demuestra, una vez más, que los buenos vinos salen de viñedos singulares, aunque su pequeña bodega bien merece una visita