0
Compartido
Pinterest Google+
vinosimprescindibles-agala-tinto-crianza

Agala
tinto crianza

La mejor de las elaboraciones de esta bodega, representa su apuesta por diferenciarse y por arriesgar, y no hacer sólo…
(seguir leyendo)
vinosimprescindibles-agala-dulcelena

Agala
Dulcelena

Aunque es una marca tradicional de la bodega, las últimas elaboraciones han ganado en complejidad y rotundidad…
(seguir leyendo)
La viña que rodea la bodega tiene a la vista los roques Nublo (izq.) y Bentayga.
Bodegas Bentayga es la única situada en zona de cumbres en la isla de Gran Canaria, por encima de los mil metros de altitud. Todo comenzó unos años antes, cuando el empresario Juan Armas Rodríguez adquirió una finca en el barrio de Cuevas Caídas del municipio de Tejeda, donde el edificio de la actual bodega era una vaquería. Su intención era dedicarse a la agricultura. La finca tenía árboles frutales que él sustituyó por cultivos de papas, zanahorias, calabacines e incluso fresas. “Él nació en el pinar de Pajonales y siempre estuvo muy arraigado a la tierra”, explica su hija Sandra, la actual bodeguera.

La bodeguera Sandra Armas, en la cueva de los crianzas.

Hasta que compró otras tierras en la zona, empezando por la finca Maipez, en 1988. Sus anteriores propietarios, Francisco y Manuel, llevaban cultivando uva allí desde hacía 50 años, haciendo vino en unas pequeñas bodegas artesanales (cada uno de los dos tenía la suya), pisando la uva en el lagar como era tradición de siglos: con los pies. Aquello lo animó y tres años después, en 1991, crea su propia bodega en Cuevas Caídas y se dedica a reconvertir las 10 hectáreas de fincas que posee, plantando viña en espalderas.

La bodega cultiva variedades tradicionales de las Islas como baboso, vijariego, tintilla y castellana en tintas, y vijariego blanca, albillo criollo y moscatel de Alejandría en blancas

Vendimia en una de las fincas. Detrás, el roque Bentayga que da nombre a la bodega./ Foto T. GONÇALVES
Vendimia en una de las fincas. Detrás, el roque Bentayga que da nombre a la bodega.

“Mi padre también hacía vino, en pequeñas cantidades, por eso yo ya tenía una idea cuando me metí en esto. Mis abuelos también hacían y sus tierras estaban en Tejeda, son parte de las que he comprado después. Se consumía en la casa y se vendía a granel, en garrafones, en el pueblo de Tejeda”, explicaba Juan Armas en una entrevista a finales de los años 90 al autor de estas páginas, justo cuando ya estaba ampliando la producción y empezando a embotellar el vino.

Fincas propias
La bodega, que se nutre exclusivamente de uva de fincas propias, cultiva variedades tradicionales de las Islas como baboso, vijariego, tintilla y castellana en tintas, y vijariego blanca, albillo criollo y moscatel de Alejandría en blancas. Precisamente con esta última uva elaboraron en 2012 su primer vino dulce Dulcelena 100% moscatel, con 19 meses en barrica. Anteriormente, en 2009, habían sido la primera bodega de Gran Canaria que elaboró un tinto crianza, en este caso con uva baboso. “Nosotros elaboramos todas las uvas por separado y luego, cuando están los vinos, decidimos si mezclamos o sacamos monovarietales”, explica Sandra Armas.

La nueva imagen que estrenarán con los vinos de 2014 incide en su identificación a partir de las fincas de procedencia. Así, por ejemplo, su blanco seco de uvas vijariego y moscatel será el Altitud 1.318, “por ser de la parcela más alta que tenemos con uva blanca”, dice.

Bodegas Bentayga SL
Calle El Alberconcillo s/n, 35360 Tejeda (Gran Canaria), Islas Canarias (España)

Teléfono: (34) 928 426 047
Móvil: (34) 649 941 098
Correo electrónico: info@bodegasbentayga.com
Página web: www.bodegasbentayga.com

● Capacidad: 400.000 litros.
● Capacidad: 55.000 litros.
● Producción media: 25.000 botellas/año.

♠ Visitas guiadas previamente concertadas, mínimo 8€/persona con degustación.

Anterior

Rubicón Moscatel dulce

Siguiente artículo

Agala tinto crianza